Pros y contras de un colegio bilingüe

Todos sabemos la importancia que hoy en día tiene el inglés en prácticamente todos los ámbitos. Sin embargo, con el nivel con el que se sale de los colegios e institutos el estudiante es absolutamente incapaz de defenderse, muchas veces ni tan siquiera es capaz de mantener una conversación de más de tres frases.

La inmersión lingüística está considerada la mejor manera de aprender una lengua y por eso muchos padres valoran seriamente la posibilidad de llevar a sus hijos a un colegio bilingüe que los prepare no solo a nivel académico, sino que permita que hablen inglés con fluidez.

colegio-bilingue

Pros de un colegio bilingüe

Evidentemente, la principal ventaja de estos colegios radica en la posibilidad de que el niño esté gran parte de su jornada académica escuchando hablar en inglés y además, en muchos casos sean nativos los que lo hacen. Sin duda, esto facilita mucho que aprenda a desenvolverse con gran soltura en esa lengua.

Otra de las ventajas de estos colegios es que facilitan un gran número de actividades extraescolares no solo durante el curso, también en verano, orientadas a que el alumno pueda estar con alumnos de otros países o incluso viajar a Reino Unido y desenvolverse en inglés en un entorno en el que pocos o nadie hablan castellano.

Contras de un colegio bilingüe

Uno de los principales motivos por lo que algunos padres descartan estos colegios es porque son caros. Es cierto que todo es poco cuando se habla de la educación de nuestros hijos, pero no todas las familias pueden permitirse el esfuerzo.

También es cierto que hay pocos centros y que muchas veces no hay uno demasiado cerca de casa, aunque normalmente hay autocares escolares que realizan amplias rutas y que seguramente puedan recoger al niño cerca de su casa.

Por último, otro de los problemas es el relacionado con el nivel del niño. Para acudir a estos centros es necesario que estemos hablando de un buen estudiante, ya que un niño que tenga problemas para entender lo que estudia en castellano puede fracasar totalmente si tiene que hacerlo en otro idioma.

Por eso es importante que el niño sea buen estudiante y esté dispuesto, además, a hacer el esfuerzo de aprender en otro idioma. A pesar de que los métodos de estos centros ya están pensados para ayudar al alumno, es muy complicado hacerlo si no pone de su parte y no está realmente motivado para aprender.

También te podría gustar...